Vaginas Amapolas


Vaginas Amapolas nació como una revelación contra la confusión social general que existe sobre erotismo y pornografía, entre intimidad y exhibición. Se trata de una respuesta compulsa, una provocación, un insulto al patriarcado, a la burocracia y a lo políticamente correcto, es tal vez, una reivindicación feminista y femenina. Tiene la necesidad de salirse de las formas, de provocar porque el sexo es lo que la sociedad actual demanda y con su mirada escondida, al mismo tiempo oculta y rechaza.


Vaginas Amapolas, al mismo tiempo, es una obra erótica, pues aún cuando nace de un gran cúmulo de energías negativas impuestas por el sistema es mi yo mujer que lo pinta, descubre, siente, desde su feminidad pintando amapolas. Las vaginas son acuarelas, manchas de agua de manantial y color, que fluye en el azar para alcanzar su belleza natural. El rojo porque es ardiente y pasional porque rojo es el útero y su menstruación, también la gestación.


Vaginas Amapolas en su primera intención es un políptico de 25 pequeños papeles artesanales, pintados con acuarela y tinta china, 15 x 15 cm cada uno, dispuestos equidistantemente en cinco filas de 5, con una separación aproximada de 5cm entre ellos, quedando una obra en su totalidad de aproximadamente 100 x 100 cm.




Vagina 01



Vagina 02



Vagina 03



Vagina 04



Vagina 05



Vagina 06



Vagina 07



Vagina 08



Vagina 09



Vagina 10



Vagina 11



Vagina 12



Vagina 13



Vagina 14



Vagina 15



Vagina 16



Vagina 17



Vagina 18



Vagina 19



Vagina 20



Vagina 21



Vagina 22



Vagina 23



Vagina 24



Vagina 25