Saltar al contenido

Vaginas amapolas

Vaginas Amapolas nació como una revelación. La confusión que aflora en la actualidad social, en un momento en que los conceptos parecen fundirse y perder su claridad en cuanto a significado. Entre erotismo y pornografía, intimidad y exhibición.


Esta serie es una respuesta compulsa, una provocación, insultando al patriarcado, a la burocracia y a lo políticamente correcto. Porque el sexo tiene la doble moral: lo que la sociedad actual demanda pero a su vez, a través de una mirada escondida, oculta y rechaza.

Se trata de una doble reivindicación: feminista por la necesidad de salirse de las formas heteropatriarcales y de provocar y a la vez femenina, por ser realizada sutilmente a través de la belleza.


Vaginas Amapolas también es una obra erótica. Incluso naciendo de un gran cúmulo de energías negativas impuestas por el sistema, quien lo pinta es mi yo mujer, la que descubre y siente, desde su feminidad, pintando amapolas.

Es a través de las acuarelas y la tinta china, manchas de agua de manantial y color, que fluye en el azar para alcanzar su belleza natural. El rojo representa lo ardiente y pasional porque de ese color es el útero y su menstruación, así como la gestación.


Vaginas Amapolas es un políptico de 25 pequeños papeles artesanales, pintados con acuarela y tinta china, de 15 x 15 centímetros cada uno, dispuestos equidistantemente en cinco filas de cinco, con una separación aproximada de esos mismos centrímetros entre ellos, resultando una obra en su totalidad de aproximadamente 100 x 100 centímetros. Año 2016.

Podéis dejar vuestras impresiones aquí abajo, después de las fotos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido!!